Macarrones con morcilla

  • Macarrones.
  • Morcilla.
  • Tomate frito.
  • Laurel.
  • Aceite de oliva.
  • Caldo de carne.

 

PREPARACIÓN:

En una cazuela con agua, un chorro de aceite de girasol, una hoja de laurel y el caldo de caldo de carne, hervimos los macarrones removiendo periódicamente durante el tiempo que indica el envase, que suele ser alrededor de los 7 minutos. Finalizada la cocción de los macarrones escurrimos, enfriamos bajo el grifo y reservamos.

Vamos a ir preparando nuestra salsa, para ello quitamos la piel a la morcilla y la desmenuzamos (partimos en trozos pequeños).

En una cazuela con 2 cucharadas de aceite de oliva, rehogamos la morcilla a fuego medio-bajo sin dejar de remover.

Cuando notemos ese aroma característico de la morcilla en el refrito, le ponemos un poco de salsa de tomate o tomate frito, más que nada para que ligue todo un poco.

Apagamos el fuego, añadimos los macarrones a la salsa y removemos para que se unan todos los ingredientes.