Caramelo de morcilla

  • Piñones.
  • Morcilla.
  • Cebolla.
  • Pasas.
  • Tomate.
  • Pasta brick.
  • Vino dulce.

 

PREPARACIÓN:

Primero cogeremos la cebolla, la cortaremos en trozos muy pequeños y la pondremos a pochar.

Cogemos la morcilla, se le quita la piel y antes de cortarla la aplastaremos un poco con la mano para cortarla mejor.

Ya con la cebolla pochada es el momento de añadir la morcilla y, a continuación, se le añade el vino dulce, el tomate, los piñones y las pasas.

En ese momento, deberemos dejarlo entre cinco y diez minutos hasta que dé un hervor. Entonces lo reservaremos.

A continuación, cogemos la pasta brick que se vende con forma de circunferencia y se corta por la mitad. Esas mitades se rellenan con la morcilla y demás ingredientes que hemos dejado enfriar. Se atan ambos extremos con el verde de una cebolleta o un puerro, previamente escaldado.

Por último, se mete al horno  durante diez minutos a una temperatura de 180º, se saca y se le echa un poco de tomate frito o se sirve con unos pimientos asados.