Canelones de alubias con salsa de morcilla

  • 12 canelones.
  • 1 morcilla.
  • 100 gr. de alubia blanca.
  • 100 gr. de alubia roja.
  • 100 gr. de espinacas.
  • 2 cebolletas.
  • 1 pimiento verde.
  • 6 dientes de ajo.
  • ½ l. de leche.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 2 cucharadas de harina.
  • Agua.
  • Aceite virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Perejil picado.

 

PREPARACIÓN:

Pon las alubias a remojo un día antes.

Ponlas a cocer en la olla rápida con un poco de agua, unas ramas de perejil y una pizca de sal. Escúrrelas y resérvalas.

Cuece la morcilla en una cazuela con agua y una pizca de sal.

Pica 1 cebolleta y 4 dientes de ajo finamente. Pon a pochar en una sartén con aceite. Limpia y pica las espinacas finamente e incorpóralas. Agrega las alubias y saltea todo. Pasa el relleno a un bol y deja templar.

Pon a cocer los canelones en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal. Refréscalos, escúrrelos y rellénalos con la masa anterior.

Pica la otra cebolleta y los otros 2 dientes de ajo y pon a pochar en una sartén con aceite. Añade el pimiento finamente picado y rehoga todo. Pon a punto de sal, abre la morcilla e incorpórala a la sartén, vierte el vino, mezcla bien y cocina durante 5 minutos.

Para la bechamel:

Pon un poco de aceite en una cazuela, añade las 2 cucharadas de harina y cocina brevemente.

Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover. Salpimienta y espolvorea con un poco de perejil picado.

Coloca los canelones en el centro y la morcilla en los costados de una fuente apta para el horno.

Cubre con la bechamel y gratina en el horno entre 150º y 200º durante 2-3 minutos.